EL UNIVERSAL diversifica sus servicios, desde los primeros años


• El servicio de suscripciones inició en 1917

• Corresponsales de Europa facilitaban información exclusiva

• EL UNIVERSAL ofertaba páginas especializadas para todo público

Por: Idalid Mora Cedeño/Clínica de Periodismo

Desde los primeros años EL UNIVERSAL inició su carrera imparable hacia la modernización y ha buscado ofrecer a sus lectores variados e innovadores servicios, así fue como el 20 de mayo de 1917, en la página 12 se anunció por primera vez el registro de suscriptores fieles a la información. Dicho periodo de suscripciones finalizó el 31 de julio de 1917 y tenía un costo de 15 pesos “oro nacional”.

A partir del primer ejemplar del 1 de octubre de 1916, EL UNIVERSAL ofreció al lector el apartado de AVISO OPORTUNO, sección que ha caracterizado al periódico y que por su gran aceptación a través de los años ha crecido en clasificados, actualmente se divide en varios cuerpos informativos: bienes raíces, empleos, servicios, vehículos y varios.

Inicia el servicio de Corresponsales

En 1917 se formalizó el servicio de corresponsales extranjeros, con lo que se pretendía obtener información exclusiva, sería publicada en la sección denominada CORRESPONDENCIAS EXTRANJERAS, para lo cual se contrataron corresponsales que enviaran información relevante de cada ciudad de Europa, Estados Unidos y Sudamérica.

El periodista Alejandro Sux inició con la colaboración de corresponsales, escribiendo “Desde París, bajo Sobre” donde realizaba diversos artículos de interés general en el viejo continente, entre los que más destacaron se encuentran las entrevistas a los presidentes de Francia: Millerand y al italiano Giolitti.

El 20 de octubre de 1917, inició la publicación de otro nuevo servicio de corresponsalía en la página 6: “Cartas de España” de Diógenes Ferrand, redactor especial del periódico, residente en la ciudad de Madrid, España.

Las primeras agencias noticiosas

Desde su fundación, el periódico contaba con los servicios de dos agencias de noticias internacionales: Prensa Asociada y Havas. El 16 de mayo de 1917 se anunció en primera plana la contratación de nuevas fuentes de información como Reuters, de Londres; otros servicios directos de España a México; servicios directos de Francia e Italia; así como el servicio especial UNICAMENTE PARA EL UNIVERSAL, con información envidada desde las oficinas del periódico en Nueva York, Estados Unidos; así, el 7 de abril de 1918 firmó por primera vez el enviado en Nueva York, M. Doriarco, cuya nota se tituló “Glosando la vida vulgar”.

El 2 de enero de 1919 se anunció en la primera plana del periódico la contratación de nuevos servicios cablegráficos, con los cuales comenzaría a circular información de toda América Latina. Para el 5 de enero de 1921 EL UNIVERSAL comenzó a utilizar los servicios cablegráficos de la Agencia alemana Duems.

La adquisición de una moderna maquinaria de la casa Harris, en Estados Unidos y la contratación de un reconocido especialista se compartió con los lectores el 3 de mayo de 1921, bajo el titular: “Gigantesco paso en las artes gráficas mexicanas, EL UNIVERSAL trajo a México un prominente profesor de cromograbado.”

Para la instalación de la maquinaria del cromograbado EL UNIVERSAL contrató al señor Perpente, experto en artes gráficas, quien llegó a la ciudad de México procedente de Nueva York y capacitó a los trabajadores mexicanos para utilizar ésta técnica. El cromograbado, se utilizó para la impresión de suplementos. Fue significativa en la era de Independencia. En la primera plana se publicó una pintura de Miguel Hidalgo y en la contraportada se anunció El Universal Ilustrado.

El 15 de julio de 1919, EL UNIVERSAL implantó la innovación tecnológica del rotograbado; una técnica de impresión directa en bajo relieve en el que las imágenes son transferidas al papel a partir de una superficie cuyas cavidades tienen tinta, principalmente para grandes tirajes. Dicho sistema se utilizaría en las ediciones de los domingos, por lo que se invitaba a los anunciantes que desearan reservar espacio en las ediciones de rotograbado, a “librar órdenes con oportunidad”, ya que el diario requería tener los originales con sesenta días de anticipación.

Las secciones permanentes con las que contaba EL UNIVERSAL para el 1 de octubre de 1919 eran:

TRIBUNA MÉDICA: dedicada a la reproducción y discusión de los últimos adelantos científicos en la ciencia médica.
PÁGINA JURÍDICA: para la difusión y explicación de las nuevas leyes y la sugestión de sus reformas.
TRIBUNA DEL SOLDADO: sección de enseñanza técnico-militar para los lectores dedicados a la carrera de las armas.
PÁGINA DE AGRICULTURA: para dar a conocer los procedimientos perfeccionados en el cultivo de la tierra y en el uso de la maquinara agrícola.
SECCIÓN FINANCIERA Y MERCANTIL: diariamente EL UNIVERSAL publica el volumen de los negocios realizados y los detalles de las transacciones en el mercado de valores y en los Bancos.
PÁGINA ESTUDIANTIL: Creada para facilitar el intercambio de ideas entre los alumnos de la Universidad Nacional de México, los Estados de la República Mexicana.
PÁGINA FEMENIL: empléese en la educación social del hogar, las modas y el arte culinario.
LECTURA PARA LOS NIÑOS: inserta cuentos, lecciones de cosas y juegos infantiles.
LUNES DEPORTIVOS: este día de la semana se dedica gran atención a los juegos de sport, efectuados el domingo anterior.
DEL ARTE SILENCIOSO: hace semanariamente una revista de los últimos estrenos en el cinematógrafo con una reseña sobre el argumento de los películas y las facultades de los intérpretes.
POR LOS ESCENARIOS: además de las crónicas diarias, en una página semanaria, se hace la crítica de las obras, dramas y comedias estrenadas en los teatros de la capital.
EDICIONES DE LOS DOMINGOS: en las ediciones dominicales se dedica atención a los estudios históricos de México y de los otros países. A la Historia natural aplicada en México. A la arqueología mexicana. A la poesía nacional; y una novela corta, inédita, con argumento mexicano y premiado en un concurso permanente establecido para este objeto.
EL UNIVERSAL inserta diariamente un folletín con una novela inédita de autor nacional.