Un vecino y un periódico hicieron caer a directivo


Este año, una fotografía subida a las redes sociales, verificada después por EL UNIVERSAL, provocó la renuncia del entonces director de la Conagua, David Korenfeld Federman

Desde la terraza de su casa ubicada en Huixquilucan, Estado de México, Ignacio Vizcaíno Tapia toma todos los días fotografías del helipuerto que ahí se encuentra. La mañana del 29 de marzo de 2015, el matemático por la UNAM capturó alrededor de 70 imágenes. Cuando las pasó a su computadora estaba interesado en analizar las características del helicóptero, pero al ampliarlas notó algo que llamó su atención: el logo de una dependencia federal, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL.

De inmediato, alrededor de las ocho de la mañana, difundió en Facebook 27 fotografías: “Un helicóptero de Conagua recoge a una familia en Bosque Real para irse de vacaciones”. Desconocía quiénes eran las personas que viajaban, pero Ignacio intuía un mal manejo de los recursos del Estado.

Aquel día, un usuario de la red social comentó su publicación y lanzó el anzuelo de quién podría ser quien presuntamente viajaba en la aeronave y la utilizaba con fines personales: “El director de Conagua se llama David Korenfeld Federman y entiendo vive en Bosque Real, así que seguramente fueron por él y su familia. Habría que hacer una petición formal para que explique el asunto”, decía el post que el usuario editó en dos ocasiones para integrar información sobre el funcionario de la dependencia.

Desde ese momento Korenfeld se posicionó en las redes sociales, principalmente en Twitter, porque miles de tuits comenzaron a recriminar las acciones del funcionario.

Fue así que aparecieron los medios de comunicación. Algunos portales comenzaron a publicar notas sobre el tema, difundiendo las imágenes y preguntando si aquello que se viralizaba era verdad.

EL UNIVERSAL fue el único medio, de manera exclusiva, que reveló la información que confirmaría el uso indebido de Korenfeld. El post y la confirmación de la versión provocarían en 11 días la renuncia del director de la dependencia.

La certeza

“¡Hola Sandra! Soy del equipo de Cuvée, esperándolos en el Arrabelle de Vail. ¿Cuál es tu hora estimada de llegada? (Sic) Gracias!” Este tuit, escrito por una gerente de la agencia de viajes Cuvée Escapes. Luxury Vacations and Travel, fue dirigido, el mismo domingo 29 de marzo a las 17:22 horas, a la usuaria @sandrakerse, es decir, Sandra Kershenobich, esposa de Korenfeld; daría a conocer la investigación que EL UNIVERSAL publicó el 3 de abril de 2015 en su primera plana.

El tuit que aparece en el timeline de @rcuellar7, es decir, Rita Cuéllar, manager en la agencia Cuvée, y fue remitido desde Denver, Colorado, la ciudad de tránsito obligado desde el Distrito Federal para llegar a la villa alpina de Vail, en donde se ubica el resort Arrabelle. La respuesta de Sandra Kershenobich fue borrada de su cuenta de Twitter, al igual que toda la información creada a partir del 28 de marzo.

La gerente de Cuvée Escape confirmó a EL UNIVERSAL que los Korenfeld tenían una reservación para pasar las vacaciones de Semana Santa en el resort, pero que, aseguró, la cancelaron de última hora. Por su parte, autoridades de inmigración de Estados Unidos confirmaron que Korenfeld Federman, su esposa y sus dos hijos ingresaron a ese país el domingo 29 de marzo. Autoridades mexicanas indicaron que salieron del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y abordaron el vuelo de United Airlines UA1087 que salió a las 09:05 de la mañana con escala en Houston y destino a Denver.

“Nosotros teníamos entendido que iban a venir (a Vail), pero a la mera hora no vinieron. El señor Korenfeld tenía cita con un doctor por algo de la rodilla. Yo mandé el mensaje porque estábamos esperándolos, pero no supimos nada de ellos”, explica Rita Cuéllar vía telefónica desde EU.
De acuerdo con información publicada en la página web de la agencia Cuvée Escapes, las tarifas de las estancias que se ofrece en los chalets del Arrabelle van de los mil 900 a los 9 mil 495 dólares por noche.

In fraganti

Vizcaíno considera que su denuncia tuvo más eco cuando los medios la difundieron. “En las primeras 36 horas, a mi publicación la llegaron a compartir mil 800 veces. Cuando apareció en la tele y los periódicos, como 300; bajó la respuesta porque cuando estuvo en los medios la gente se centró en eso”.

Las exigencias continuaron en las redes, pero los pronunciamientos oficiales llegaron con las publicaciones de los medios. La Conagua emitió un comunicado ante los cuestionamientos de la prensa: el funcionario enfrentaba una situación médica de cuidado, por lo que su familia viajó con él rumbo al aeropuerto de la ciudad de México en un helicóptero de la dependencia.

Esta versión la secundó Korenfeld en su cuenta oficial de Twitter, compartiendo incluso una fotografía de su rodilla con un aparato ortopédico, aludiendo dificultades para desplazarse. Sin embargo, Korenfeld había participado el domingo 22 de marzo en la III Carrera del Agua en la Ciudad de México organizada por la Conagua, en el marco del festejo del Día Mundial del Agua. El titular de la dependencia corrió 12 kilómetros en esta competencia que se llevó a cabo en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec.

EL UNIVERSAL investigó Vail, una de las villas de esquí más grandes de Estados Unidos, no es conocida por tener centros médicos de referencia mundial en donde David Korenfeld pudiera atender los problemas médicos que comentó en Twitter.

Los reclamos en la red no se hicieron esperar, así que el titular de la Conagua, en cuestión de minutos, publicó otros dos tuits donde reconocía su falta: pedía disculpas y afirmaba que cubría el costo por la utilización del helicóptero. Los usuarios en redes siguieron presionando. Una disculpa no era suficiente, el funcionario tenía que renunciar.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) informaba que a partir del lunes 6 de abril, Korenfeld tenía cinco días para ejercer su derecho de audiencia y presentar pruebas respecto al procedimiento administrativo por haber utilizado con fines privados un helicóptero al servicio del organismo a su cargo. Korenfeld se presentó en la fecha indicada, la SFP informó de la audiencia y dijo que valoraría las pruebas para emitir la resolución correspondiente, sin aclarar cuándo.

Ese mismo día, miles de tuits pedían que la gente se uniera a la petición titulada “Separar del cargo inmediato a David Korenfeld” en la plataforma Change.org, la cual cuenta con más de 90 millones de usuarios en el mundo, para enviársela al presidente Peña Nieto para que lo destituyera. El jueves 9 de abril, dos horas antes de que David Korenfeld renunciara a la dirección de Conagua en conferencia de prensa, en esta organización ya se habían registrado 15 mil firmas que ya no se utilizaron.
Lo volvería a hacer

Vizcaíno dice contundente: “Sí, sí difundiría de nuevo imágenes de otros casos. Eso es una obligación. Si ves que algo está mal y no lo denuncias te vuelves cómplice. Sí valió la pena”.